Diseñador: D.José María Olazábal.

La Monacilla Golf ha sido diseñado por D. José María Olazábal.

SOBRE JOSÉ MARÍA OLAZÁBAL, por D. Robert Green, Jefe de Redacción de Golf International, texto de la página Web de Olazábal Golf Design. (www.olazabaldesign.com) 

Nacido el 5 de Febrero de 1966 en Fuenterrabia, España, José María Olazabal creció en un campo de golf, hijo del green keeper del Real Golf Club de San Sebastián. Empezó a jugar a los 4 años. Como jugador amateur y en un logro sin precedentes, Olazábal ganó los títulos Brithish Boys, Youths y Amateur en años sucesivos, antes de convertirse en jugador profesional en 1985.

Consiguió sus dos primeros títulos del European Tour en  1986, debutó en la Ryder Cup en 1987 con 21 años, y desempeñó un papel crucial junto a su compatriota, Seve Ballesteros, en la primera victoria de Europa en suelo americano en la historia de la competición. Olazabal ganó su primer torneo en los Estados Unidos en 1990, al vencer en el World Series de Golf celebrado en Akron, Ohio, con la asombrosa diferencia de 12 golpes sobre el segundo clasificado. En 1994 ganó su primer “major”, el Masters de Augusta.

A Olazabal se le conoce como “Chema”, y en aquellos años parecía que tenía el mundo del golf a sus pies. Pero él también  sentía que tenía un mundo en ellos. Al final de la temporada de 1994, los dolores recurrentes en sus pies comenzaron a hacerse notar aún más. Le diagnosticaron poliartritis reumatoide. A lo largo de 1996 y con un dolor tan insoportable que Olazabal apenas podía caminar, temió padecer una enfermedad que no tuviera cura. Pero, en el otoño de 1996, se puso en manos de un conocido médico, el Dr. Hans-Wilhelm Müller Wohlfahrt, e inició con esperanza un nuevo tratamiento. En la primavera de 1997 empezó a jugar de nuevo, y en su tercer torneo, el Tourespaña Masters de las Islas Canarias, consiguió una de las vueltas más asombrosas de la historia de golf, ganando el campeonato. A finales de ese mismo año, volvió a convertirse en una de las figuras más importantes del equipo europeo de la Ryder Cup, esta vez en su país natal, España.

El triunfo más importante de Olazabal, al menos hasta ese momento de su carrera, se produjo en abril de 1999, cuando ganó por segunda vez el Masters de Augusta. Tras estos logros, la Golf Writers Association of America le concedió el premio Ben Hogan en reconocimiento a su sorprendente recuperación tras su enfermedad. Posteriormente, en el Campeonato USPGA del año 2000, en Valhala, igualó el record de vuelta más baja, 63 golpes, en un “major”. A partir de ahí ganó otros dos torneos del European Tour. En años sucesivos se proclamó ganador de otros cuatro torneos en los EEUU, Europa y Asia (2001,2002 y 2005), acumulando un total de 33 victorias en torneos profesionales de todo el mundo. En el 2006, jugó la Ryder Cup en su séptima aparición en el equipo europeo, (K Club, Irlanda), ganando los tres partidos de los tres que jugó, contribuyendo de esta manera a que el trofeo se quedara en Europa.   En el 2009, a la edad de 43 años, fué elegido miembro del prestigioso World Golf Hall of Fame.

Por último, y lo más grande, después de haber sido vice-capitán de la Ryder Cup en  2008 y 2010, fue elegido en 2012 como capitán del equipo europeo que consiguió la victoria en Chicago. Su equipo solo había obtenido un resultado de 10-6 en los dos primeros días, antes de los individuales, pero en la última jornada, contra cualquier pronóstico o probabilidad, consiguieron ganar ocho partidos y empatar uno, reteniendo el trofeo para Europa, y logrando lo que probablemente sea el día más grande de la historia del equipo europeo en una Ryder Cup. Un logro que tanto Olazábal como su equipo lo dedicaron a la memoria de Seve, quien había fallecido en mayo de 2011. En sus propias palabras, y en términos de posicionarlo en su carrera, “éste ha sido el logro número uno”.

Nota: El texto ha sido escrito por Robert Green, Jefe de Redacción de Golf International y se ha copiado de la página web de Olazabal Golf Desgin. www.olazabaldesign.com